Dr. Emilio Santabaya
[ Epidemiólogo - Investigador ]
Ignacio Felipe Semmelweis
flecha naranja  Egresado de la Universidad de Buenos Aires en 1963.
flecha naranja  Matricula Nacional: Nº 29.694
flecha naranja  Ferviente amante e historiador del Tango
 
 
 
icono home  Página Principal - Mensuario
  Cobian, el impresionista del Tango.

(Dedicado a mi esposa Beatriz N. Cobian, sobrina nieta del mismo)

El apellido proviene de la región de Asturias, antiguo principado del norte de España, perteneciente al reino de León, hoy comunidad autonómica, frente al mar Cantábrico. El origen del mismo es local, deriva del latín vulgar covo, con la acepción de cueva, que significa hueco, toponímico frecuente en el lugar. Del que es un ejemplo el santuario de Covadonga (que viene de cueva grande), que guarda los restos de Don Pelayo, vencedor en la batalla del mismo nombre contra los moros, que inició la reconquista de la península ibérica.

Nació este caballero andante de las aventuras noctámbulas, el 31 de mayo de 1896, en Pigüé, surponiente de la provincia de Buenos Aires. ( Donde se instalaban puestos militares, con motivo de la expansión al oeste iniciada por Roca y los Cobian lo hacían con almacenes de campo. Fueron sus padres Manuel Cobian*, asturiano, nacido en 1858, hijo de Francisco Cobian y Teresa Valdez, y Silvana Coria, criolla, hija de Pedro Coria y Rosario Cisneros, nacida en 1869. Muy pronto se instalaron en Bahía Blanca, en la calle Moreno 310, donde transcurrieron su infancia y adolescencia.

*Que arribó a estos lares, como tantos compatriotas suyos, provenientes del viejo mundo, en 1880, junto a un hermano, Alberto, luego de las epidemias de fiebre amarilla de 1871 y 1874, que afectaron nuestra ciudad y sus alrededores.

Sus hermanos mayores fueron: Dolores, José María, Domingo, Manuel y "Coca". Juan Carlos fue el 6º. Luego, nacieron Rodolfo, Arturo, María Mercedes, Miguel Angel y Horacio Héctor, el menor nacido en 1907. Su madre falleció el 21 de enero de 1912 a los 43 años y su padre el 20 de septiembre de 1942, de 84 años.

*Las víctimas de las mismas, en su mayor parte inmigrantes de inquilinatos (conventillos) de Montserrat y San Telmo, son recordadas por el monumento del Parque Ameghino, situado entre las manzanas limitadas por la avenida Caseros, desde Monasterio a Santa Cruz, frente a la calle Uspallata, puerta de acceso al Hospital Francisco Javier Muñiz, que se utilizó como cementerio de las víctimas (poco más de 10mil en la primera y la mitad en la segunda). El Hospital, antes llamado Casa de Aislamiento, lleva el nombre del cirujano mayor del ejército de Rosas en la batalla de Caseros, que ya retirado y jubilado como profesor de obstetricia, a su quinta de Flores, fue víctima de la epidemia en su afán de colaborar. (La Comisión Patriótica creada al efecto, que estaba al frente de la epidemia, la presidía el Dr. Roque Pérez y su secretario era el Dr. Florencio Argerich, ambos abogados y fallecidos por la misma. Fueron inmortalizados en el lienzo cuando concurren a ver a una moribunda, por el oriental Juan Manuel Blanes, mientras un bebe intentar lactar de ella. El cuadro está en el Museo Histórico Nacional de la calle Defensa).

Comenzó a estudiar música con su hermana Dolores, que por entonces se diplomaba en el conservatorio Alberto Williams de esa ciudad. Luego continuó su formación en el mismo ámbito con Numa Rossotti, director del mismo, concertista de piano, argentino, amigo e intérprete de Claudio Aquiles Debussy, (1862-1918, máxima expresión del impresionismo musical*, junto a Maurice Ravel y otros) cuya formaciòn se había realizado en la "Schola Cantorum" de París, con Vincent D`Indy y Albert Vignet.

* Que se caracteriza por la profusión de arpegios, efectos de eco, largos pedales de resonancia y el uso de acordes paralelos.

Poco después de la muerte de su madre, con 18 años, emigró a Buenos Aires y allí en soledad, comenzó su "bohemia de sangre azul", según su amigo Enrique Cadícamo. O sus correrías y aventuras, porque si bien renegaba de la vulgaridad, de la medianíìa, del aburguesamiento pomposo, este asceta y por lo estoico (como Epicteto el fundador de ésa escuela filosófica) vivió de sus convicciones, con su hedonismo a cuestas y se vistió con la ropa de los soñadores*, por su desbordante ingenio musical. Este aristócrata del tango, fue para bien y para mal, un auténtico rey de la bohemia porteña.

* Vicente Greco le dedicó a él, a Enrique Mario Delfino y a Eduardo "El chon" Pereira, su tango "Los Soñadores". A Alejandro Carlos Geroni Flores, le había dedicado antes del 10, su primer obra, "El morochito".

Se inició como pianista en un salón de baile, galpòn-corralòn-dancing, de Corrientes al 1400 (cuando aùn era angosta) frente al Teatro Politeama*, en los fondos de una panaderìa que despuès de las 22 horas ofrecìa mùsica. Reemplazaba a D. Roberto Firpo,** junto al "tano" Genaro Espòsito***, que vivìa en una casa contigua al teatro y que poco antes habìa actuado en el bar Iglesias, a una cuadra, al 1500. Lo hacìa junto a los violines de Alcides Palavecino y Ernesto Zambonini. (Autor éste de "La clavada", "María Barrientos" en homenaje a la célebre soprano española radicada aquí luego de sus casamiento, "La tradición", "Almirón", "Recuerdos de Z..." y otros.

*El Teatro Politeama, fue inaugurado en 1879 y demolido en 1958. El maestro Gaetano Grossi (nacido en 1860 en Mantua-Italia, primer violoncellista del Teatro "La Scala" de Milàn y director de orquesta clàsica, viajò en 1855 a Sudamèrica para dirigir ballet en Santiago de Chile y al año siguiente a nuestra ciudad), fue autor de los tangos "Politeama Argentino", "Chè...què corte", "A mi, la piolita", "Si te perdès, chiflame", "Che Antonio...cerrà el cajòn" y otros, todos instrumentales, 21 en total, con tìtulos intencionados, (que desvirtùan conceptos de autores, habitualmente copistas de otros anteriores, acerca del tango prostibulario, por el desconocimiento total del idioma y del lunfardo por parte de los mismos) a pesar de su formaciòn clàsica, que fueron grabados por la orquesta Víctor, bandas o rondallas diversas.

** Firpo fue elegido por sus dueños circunstanciales, luego de un concurso para actuar con orquesta propia en el Armenonville.
*** Bandoneonista de la primer època, zurdo, de notables bajos que imitaban a la perfección las melodías de los organitos callejeros, autor de "La montura", "El goruta", "Manantial", "Don Alberto", "Bijou" y otros, viajò con Manuel Pizarro a Marsella en 1921 y luego a Parìs, donde permaneciò hasta su muerte, en 1944, despuès de la segunda guerra mundial, para imponer el Tango en el viejo mundo. Un año antes, en 1913 lo hacìa con un cuarteto que integraban Domingo Fuster, en flauta, discípulo de Luis Teiseire, Julio Doutry violín y Félix "el tuerto" Camerano en guitarra. En el 12, el "tano" Genaro se presentaba con el formidable pianista norteamericano Harold Phillips (moreno), Federico Lafémina en violín y Marcos Torres en guitarra y había comenzado a grabar en Víctor Record, como Orquesta Típica Genaro Espósito (sic) con Roberto Firpo en piano, Vicente Pepe en violín, Vicente Pecci "El tano Vicenzo" en flauta y Guillermo Saborido en bandoneón. En el reverso de sus primeros discos se puede escuchar la voz de Ignacio Andrés Corsini en sus también primeras grabaciones, aún con un estilo romántico y melancólico semejante a José Betinoti. (Este fue discípulo de Luis Acosta García, nació el 25 de julio de 1878 y falleció el 21 de abril de 1915 y autor de "Pobre mi madre querida", "Tu diagnóstico", "Qué me habrán hecho tus ojos" y otros) .

Para acceder al salón de baile, insólitamente había que pasar por los pesebres de las caballerizas y los carros. Por allí, según Juan Canaro (autor de "Ahí va el dulce", "Copa de ajenjo", "Camarada", "La brisa" y otros) llegaba con frecuencia Eduardo Arolas (Lorenzo Arolá) "El tigre del bandoneón" el de los notables fraseos melódicos, octavados y rezongos a dos manos.

Muy cerca, a dos cuadras en la Casa Suiza, por Rodríguez Peña, debutaba por entonces un cuarteto que cantaba canciones criollas, que integraban Carlos Gardel, José Razzano, Francisco Martino y Saúl Salinas "el víbora", a quién se atribuye haber enseñado al dúo de Gardel-Razzano, cantar en dos tonos, 1° y 2°, como en el folklore cuyano. Luego se colocó en los cines "Buckingham" de Corrientes casi esquina Callao y "Las familias" de Avenida Santa fe y Pueyrredón. Desde allí, según refirió D. Luis Sierra, pasó invitado por Eduardo Arolas al café de Independencia y Pichincha, junto con el violinista Pedro Vicente Festa (autor de "Tomame el pulso", "Tierra virgen" y otros, que actuaba con Graciano De Leone) y también en "El Estribo" de Entre Ríos 763-767 casi esquina Independencia, frente al mercado San Cristóbal, en cuyo subsuelo el "vasco" o "lecherito" Casimiro Aín*, tenía una Academia de baile**.

** Las academias, eran escuelas de baile, donde se bebía (a pesar de las prohibiciones) se danzaba y se cobraba por pieza bailada con ficha o lata, de ahí el tango de autor anónimo "Dame la lata" o por tiempo. Los peringundines (nombre derivado según José Gobello de un baile del Perigord francés, que en Génova se convirtió en perigordín y lo trajeron al Plata los inmigrantes, cercanos a los mercados y en nuestros arrabales, eran equivalentes en su actividad, aunque en general de nivel inferior, por la condición social de las gentes que los frecuentaban, reseros, troperos, faenadores, peones de campo, etc. Se iniciaron antes de la caída de Rosas (1852) y fueron regenteadas al principio por morenos, las menos o italianos. En realidad eran lupanares, donde la prostitución si era consentida por la pupila, se ejercía fuera del lugar. Con discípulas estables, obligadas a bailar constantemente ante el requerimiento de hombres de toda condición o pelambre.

La música era provista por armonios, órganos, organillos o pianolas mecánicas y no se bailaban tangos, sino polkas, mazurcas (que entre nosotros fueron rancheras) maxixas, valses, etc. Luego, desde el 80 se intercalaban aquellos ritmos con tangos, semejantes en su estructura musical y armonías con los conocidos ulteriormente, algunos con aspecto de cuplé, como el tanguillo zarzuelero, mal llamado andaluz, donde se imitaban los movimientos del majo, habaneras o milongas tangueadas, milongones según los orientales. Que fueron acompañados por guitarras, flautas y violines. A los que se agregaron sobre el fin y comienzos del nuevo siglo agrupamientos de guitarras, mandolín, arpa, acordeones a piano, bandoneones y piano. Una de las primeras Academias fue la de Juan Pratessi y Sra. de Maipú 296, otra la de Pedro Risso de Rivadavia 350 (que se auto-anunciaba como iniciada en 1865), la de Alberto Di Giovanni de Corrientes 408 entre Artes y Cerrito (recordemos que la numeración comenzaba por entonces en el Paseo de Julio) se promocionaba como "primer bailarín y maestro de baile en los principales teatros de la capital, Montevideo y Europa". En la "boca" del Riachuelo, en la calle Suárez n° 14 José Tancredi y su esposa Luisa, tuvieron desde 1870 una Academia de baile que concluyeron vendiendo a "Mascarilla", el padre de Juan de Dios Filiberto. En ése ámbito reinaban como bailarinas, según Binda y Lamas "dos bellezas de Academia", Carlota Rosales "la sin dueño" o "cebolleta" (nacida en 1853 y fallecida en el Hospital de Alienadas el 5 de diciembre de 1895) y Catalina Juárez. Su famosa pelea, por un empellón mientras bailaban, llegó a la crónica policial y obviamente a los diarios de época, "Patria Argentina" n° 301 del 28-10-79 en una nota titulada "al revés del pepino".

Los Tancredi, que no eran proxenetas, retomaron la actividad poco después con "La alpargatería" de Solís y Estados Unidos, en San Telmo. En Europa, hoy Carlos Calvo 2721, estaba la Academia de María Rangolla, "la vasca", (verdadero lupanario) y su pareja el inglés Carlos Kern, "Matasiete". En Viamonte y Ombú, hoy José Evaristo Uriburu enseñaban a bailar Enrique Saborido y "El Cachafaz", Benito Ovidio Bianquet, que también lo hacía en el salón Olimpo y en Viamonte y Larrea en la Academia "Andes" José Giambuzzi "El Tarila" con quién comenzó Carmencita Calderón, a quién Osvaldo Fresedo dedicó por el 20 su tango "Tarila". Poco antes, Giambuzzi enseñaba en la Academia de los hermanos Santa Cruz, (Domingo "el rengo", destacado "fueyero" de las primeras décadas del siglo, autor de "Unión cívica", "Hernani", la célebre polca "Amelia" que iniciaba habitualmente los bailes de "María la vasca y otros) y Juan pianista, situada en Gascón 1150, casi Córdoba.

* Casimiro Aín nació en 1881 y con sólo 20 años viajó a Londres en el vapor Oceanía y después a París para hacer conocer el baile del tango. Luego en 1907 integró la primera invasión rioplatense al viejo mundo, invitados por la Casa Gath y Chaves con ** D. Alfredo Eusebio Gobbi "el sanducero", oriundo de Paysandú, República Oriental del Uruguay y su esposa Flora Hortensia Rodríguez de Gobbi y su compadre Angel Gregorio Villoldo Arroyo.

* A Casimiro Aín le cupo la responsabilidad de mostrar en los salones del Vaticano al Sumo Pontífice Pío XI y a los cardenales del Consistorio Romano, ..."---que todo lo escandaloso, pecaminoso y salvaje"...atribuible en el anatema del mismo Vaticano, por Pío X, entre 1907 y1913 (falleció en 1914) al baile del tango, era falso. Incluso que la prohibición del Cardenal Amette, arzobispo de París, a sus fieles de bailar tango, era infundada.

La entrevista-exhibición, fue gestada por el embajador argentino ante la Santa Sede, Dr. Daniel García Mansilla (que poco antes de morir fue ordenado sacerdote) para el 1 de enero de 1924 y los bailarines vestidos de etiqueta fueron "el vasco" y la Srta. Ana Scotto, empleada de la embajada, como traductora. Bailaron ejecutado en órgano el tango Ave María de Francisco y Juan Canaro, que el primero había grabado en 1923.

** Actor, comediante, autor de numerosos textos musicalizados y dúos cómicos, en los que interpretaba esquicios de su amigo Villoldo, al que reivindicó en muchas oportunidades tras su muerte. Realizó innumerables grabaciones, tantas que aún se desconoce el número exacto, en múltiples sellos, incluso propio. Fue autor de "La entrerriana", "Aura que ronca la vieja", "Con qué topa, que no dentra", "Seguila que va chumbiada", "El criollo argentino" y muchos otros, junto a su esposa Flora Hortensia Rodríguez, tiple (soprano ligera) chilena de una compañía de zarzuelas, con quién actuaba al comienzo con el nombre de los Campos y luego los Gobbi.

A mediados del año, colabora Cobian con Vicente Greco, reemplazando al pianista (y guitarrista en grabaciones con Arolas) Pedro Marcos Ramírez *, que se presentaba en las fiestas del Centenario, en distintos locales, con Tito Rocatagliata, sobre todo en el Café Iglesias, en el Plaza Hotel y el Café El Capuchino** de Rivera (hoy Av. Córdoba) entre Uriarte y Godoy Cruz, con los violinistas Ricardo Gaudenzio***. y Antonio Diéguez.

* Nacido en 1869 y fallecido en 1941, fue autor de "No le hagas caso", del que hubo tres tangos homónimos.
** De idéntico nombre al situado en Boedo y Carlos Calvo, (hoy Pugliese) uno de los primeros cine-bar, donde se inició Maffia. Entre el 13 y el 16 actuó Manuel Aróztegui, autor de "Champagne Tangó", "El Cachafaz", "El Jai...leife", "La Gigolette", "El granuja" y otros. Donde estrenó "El apache argentino" y comenzó su periplo "El cachafaz".
*** Autor de "El chupete".

Cachafaz: lunfardo, significa desfachatado, sinvergüenza. El tango de ése título fue dedicado al formidable bufo D. Florencio Parravicini.
Benito Ovidio Bianquet fue desde el 20 el bailarín más popular. Viajó a París antes del 10, recorrió Europa y regresó a América a Nueva York, donde se presentó en el Metropolitan Opera House. Nació en el 1885 y falleció el 8 de febrero de 1942 en el Rancho Grande de Mar del Plata. Se había iniciado en Villa Crespo junto a la "vasca Ernestina". También bailó con Isabel San Miguel y Olga San Juan, hacia el final con Carmencita Calderón. A fines del 15 lo sortean para realizar el servicio militar. Le corresponde ejército (habitualmente 12 meses). La armada cumplía 24 meses. A comienzos del 16, lo citan para incorporarse al 2 de infantería, en Palermo y no se presenta, con la esperanza de una amnistía, como aconteciera en el Centenario de mayo. Con ello inicia sus rebeldías o pulsiones por correr con sus duendes, aventuras.

Debuta en el Café Montmartre, de Corrientes 15431-35 entre Paraná y Uruguay, junto a "Muchila" González en bandoneón y el "francés" Julio Doutry en violín. En los intervalos cantaba Pepita Avellaneda (Josefa Calatti, bailarina y cantante, nacida en 1884 y fallecida en 1951, gran amiga y compañera de actuaciones de Villoldo y de Parravicini) Allí meses antes había actuado Arolas, con el "negro" Harold Phillips * en el piano. Hace conocer sus primeras obras "El botija" y "El trino". Con ellos viaja después a Rosario para inaugurar el lujoso cabaret Moulin Rouge.

*Harold Phillips tuvo gran actuación entre nosotros, en diversos agrupamientos incluso junto a Arolas a quién le transcribiera sus primeras obras y luego en las pensiones montevideanas, durante la guerra del 14. Tuvo aciago final en Europa años después).
**Respecto del título del primer tango, que habitualmente designa al niño en "el paisito querido de enfrente", en la República Oriental del Uruguay, equivalente entre nosotros a pibe, corresponde acotar que ya existía un tango "El pive", sic, de Vicente Greco, dedicado a Prudencio "el yoni" (por lo pelirrojo) Aragón. Luego hubo otros homónimos de Joaquín Cortéz López, Juan José Castro (ambos de gran formación en música clásica, tanto que Castro llegó a dirigir la Orquesta Sinfónica Nacional) José Domingo "Dill" Pécora, (violinista éste del primer sexteto de Carlos Di Sarli, autor de "Pura milonga", "El cuarto está por llegar", "Pelossi" que refiere una trágica historia, acaecida en Montevideo y otros) y Eugenio Cárdenas (Asencio Eugenio Rodríguez) a quién Gardel grabó más de 20 temas, entre ellos "El pibe".

Pasan luego a L´Abbayé, ( La Abadía) de Esmeralda 556, agregando al violoncellista Fritz. El violinista "Tito" David Rocatagliata, que regresaba de Montevideo, donde había participado del estreno en el café "La Giralda" de Andes y 18 de julio, de Soto y Hermosilla en los carnavales del 1916, el 8 de febrero de "La Cumparsita", la estudiantina, que como tango se convirtió en himno de las dos orillas del "mar dulce" de Solís, (junto a D. Roberto Firpo que le hiciera los arreglos por pedido de Matos Rodríguez, incorporando compases de "La gaucha Manuela", Agesilao Ferrazano, también en violín y Juan B. Deambroggio** en bandoneón) se desvincula de Firpo y le propone constituir un trío con Arolas*** para actuar en el cabaret Montmartre.

*Allí, se levantó el Palacio Salvo.
**Juan B. Deambroggio "Bachicha", fue autor de "Bandoneón arrabalero", "Avellaneda", "Renacimiento", "Maipú" y otros.
***Arolas actuaba por entonces con el "alemán" Arturo H. Bernstein. Este nació en Petrópolis, la ciudad fundada por el Emperador Pedro II en plena selva serrana en Brasil, de edad orográfica equivalente de nuestra sierra de la Ventana, fue maestro de Salvador Grupillo, Juan Salvatore, Carlos Marcucci, Luis Petrucelli, Federico Scorticatti y muchos otros. Fue autor de "El pangaré", "La carambola", "Rama caída", el pasodoble "Plus Ultra" y otros.

Por entonces Roberto Firpo que actuaba en el Café Iglesias de Corrientes al 1500, frente al teatro Nuevo, hoy Teatro General San Martín, estrena en Buenos Aires "La cumparsita" *, con los compases en la segunda parte de "La gaucha Manuela", tango anterior del mismo, que había sido olvidado. También aquél pasa desapercibido.

* Recuerda a una china cuartelera, como "Joaquina" a quién el pianista y guitarrista Juan Bergamino dedicara un tango, (Joaquina Marán, fue cortesana-bailarina de un prostíbulo vecino de los cuarteles del Maldonado. Llegó a empresaria teatral). Juan B. Paso su ex concubino, mató de un tiro a Fernando Ramallón otro niño bien en el Orión, antes los cuartos de Adela, de Av. Alvear y Acevedo. Joaquina era habitual compañera de baile de Mariano Milani "El maco", al que Miguel Tornquist (1873-1908) dedicó su tango "El maco". Además, éste compuso "Robustiano", "El travieso" "El estopín" y otros.

Después de unos meses reaparece nuestro personaje, en un petit-hotel-restaurante, Parisiana o Petit parisien, de Av. Alvear (hoy Libertador San Martín casi esquina Acevedo (hoy República de la India) donde acudían las familias. Reemplaza al "Pibe de oro" Enrique Di Lorenzo, notable pianista "orejero", autor de "Pobre piba", que se iba a Montevideo a un local de "La princesa De Borbón" (un transformista de la época) en Soriano entre Río Negro y Julio Herrera y Obes (o en Colonia esquina Paraguay). Allí crea "El orejano". Conoce asimismo a dos oficiales de la guardia de seguridad, Tenientes, Fernández Bazán Y Schiavoni a quiénes dedicará ulteriormente "El Gaucho" y se va con ellos a correr la bohemia. Sale por fin de las pensiones de dos pesos diarios, con una comida. No en la llanura manchega, sino en Buenos Aires, la capital del tango.

La bohemia colisiona con las ambiciones personales. Se vincula con intelectos y estéticas distintas de las reconocidas por el común de las gentes. Se relaciona con privaciones y necesidades, específicamente sociales, afectivas.

Arolas, que no lo veía desde L´Abbayé, lo visita en el Parisiana y lo invita a actuar junto con Tito Rocatagliata en el Fritz, de Suipacha al 400, donde están 2 meses. En el ínterin, acude con asiduidad al Casino Pigall, donde tocaba el quinteto de Francisco Canaro, con su hermano Juan, José "el gallego" Martínez, "el negro" Thompson y "el francés" Julio Doutry.

Desde Córdoba recibe Arolas una propuesta del café de camareras "Las Delicias", de Libertad esquina Alvear para el trío. El viaje se vinculó además con el deseo de visitar y ayudar al violinista Eduardo Monelos, que estaba enfermo de tuberculosis y falleció pocos meses después. *Eduardo Monelos, había viajado a París en 1913 con Celestino Ferrer, Quintín Guerino Filipotto y José Senito, fue autor de "El chiquito" que le grabó Loduca en 1915 en Víctor. Les reemplaza en Las Delicias Manuel Pizarro, que refiere en una anécdota, la inquietud del dueño del lugar, que le pregunta: ---¿ Uds. van a hacer lo mismo?, Pizarro le contesta que no, que tienen repertorio distinto. Pero el dueño insiste, porque no era ése el sentido de su pregunta, ---también se van a tomar una damajuana de ginebra (¿).

Al regreso de Córdoba, Arolas los deja. Invitan entonces a Osvaldo Nicolás Fresedo, que estaba con Francisco Canaro, para tocar en L´ Abbayé y además, deciden vivir todos juntos (Cobian, Fresedo y Tito) en un departamento amoblado que disponía de un piano vertical en Suipacha 323. En el mismo edificio donde vivían mis abuelos maternos desde 1905.

Fue entonces que Fresedo graba "Buenos Aires tenebroso" de Tito, (título de una película muda homónima, que años más tarde filmaría en su debut cinematográfico Tita Merello, Laura Ana Merello, una de nuestras más encumbradas actrices, nacida el 11 de octubre del 1904).

Si bien la carátula del disco Tele-Phone, de 1917, anteriormente Atlanta, en 1913, luego en 1923 Ideal y Electra, sello creado por Alfredo Améndola, tío de Juan D’ Arienzo, anuncia en ésa faz al trío y al autor Tito Rocatagliata, no se escucha el piano tan elocuente y admirado de Cobian, sino una guitarra. (Causa estupor, las críticas que le hacen difusores, no músicos, a sus interpretaciones). Inferir que era el mismo, como han hecho conspicuos coleccionistas, no es prudente. Al dorso, hay una grabación de "Pacho" con Luciano Ríos y las guitarras son muy semejantes. Además, consultado Fresedo por D. Martín E. Guarino y D. Horacio Loriente, concluyen ambos que lo negó.

En 1917 Firpo deja el cabaret Armenonville*, inaugurado en el 1911, en Av. Alvear y Tagle, por la "Orquesta Típica Criolla" de Vicente Greco, (integrada por "Muchila" González, Antonino Cipolla ** y Francisco Canaro en violines, y Samuel Castriota al piano) homónimo de un "bistró" parisino del Bois de Boulogne y pasa al Royall Pigall. Le reemplaza el trío, con Fresedo o Graciano De Leone en bandoneón, autor éste de "El pillete" dedicado a su hermano Rafael, "Un lamento", "El rosal de las ruinas", "El rey de la serpentina" y otros, Tito Rocatagliata o Juan Pedro Castillo "el rey del pizzicato" o "el popular", vecino de Tito, que utilizaba como otros violín corneta****, autor de "Bromuro" que grabó Virginia Vera. El Armenonville, al que "Pacho"*** dedicó un tango del mismo nombre, posteriormente se desplazó al norte, hacia el río, entre las Av. Alvear y Figueroa Alcorta, llamándose "Les Ambassadeurs" y mucho después fue el canal 9 de TV.

**Antonino Cipolla, excelente violinista de formación clásica, nacido en Italia en 1889, fue autor del tango "La Garconne" dedicado a los violinistas Remo, Ennio y Astor Bolognini condiscípulos del conservatorio, integrantes todos ellos de la primer orquesta de Cobian del 1923, junto a Agesilao Ferrazano, Eugenio Nóbile y Julio De Caro. También fue autor en 1908 de "A mi nunca me mordió un chancho", "Centenario" en 1910, "Nuevo Auxilio" en 1911 y otros.
*** "Pacho", fue según Oscar Zucchi, el bandoneonista con mayor influencia en el desarrollo y la introducción del instrumento en la orquesta típica. Tambíén prolífico autor de joyas de la discografía tanguera, "El tío soltero", "Royal Pigall", "Sábado inglés", "Un copetín"y otros.
**** Pepino Bonano lo usó primero, cuando actuaba con Pacho, luego Julio De Caro, después Eugenio Nóbile, con Cobián y más tarde con Maffia y por fin Antonio Arcieri.
Con 21 años estrena allí "Salomé", (1917) según D. Luis A. Sierra y otros autores, el primer tango romanza, más ligado a canciones sin letra (chanson francaise) o relatos e historias románticas, obra que se apartaba abruptamente de lo arcaico, vinculado a la milonga o polka, en 2x4 sin perder el ritmo, pero también sin enfatizarlo, e inicia la escuela moderna de la interpretación del tango.

El romanticismo ingresó a la música instrumental cuando los creadores con mayor inspiración, sensibilidad y formación cultural, impulsaron otras estéticas, literarias, pictóricas y musicales consolidadas. Junto a Enrique Mario Delfino de 22 años, que pocos meses después y estando en Montevideo, gestó "Sans Souci" y enseguida "Re-Fa-Si" y en 1919 "Agua bendita"; Eduardo "el chon" Pereira que con apenas 17 años en 1915 fue autor de "El africano" (por un café del mismo nombre de su Rosario natal y también "Milonga querida", "Y te fuiste a París", "Pan" y otros) y Alejandro Carlos Geroni Flores de 22 años, creador luego de "Alhambra", modelo de tango romanza, (luego de "Melenita de oro", "La cautiva" y otros), que había regresado de una extensa gira por Europa, donde recorrió España, Italia, los Países bajos y Francia, junto al oriental Enrique Saborido * , en esas circunstancias éste como bailarín.

*Saborido, nacido en la Banda Oriental en 1878, llegó a Buenos Aires donde se afincó su familia, de dos años, fue autor de "La morocha", (antes "Metele fierro hasta el fondo") un delicioso tango acupletado, que estrenó en la Navidad del 1905 su compatriota Lola Candales, "Felicia", Mosca brava" y otros. Viajó con Carlos Flores desde 1912 hasta poco antes de la primer guerra mundial, dirigió por el 30 diversas orquestas, fue pianista y violinista. Falleció el 19 de septiembre de 1941.

Todos los mencionados, junto a Eduardo Arolas por entonces de tan sólo 25 y "el chino" Agustín Bardi de 33 "dieron a luz" a la era moderna del tango. Bardi le había dedicado a "Garrote" en 1912 su primer tango "Vicentito" (luego gestó "La guiñada", "Qué noche", "Lorenzo", Tierrita", "Tinta verde", "Gallo ciego" y muchos otros).

Al cerrar, concluido el verano, Fresedo les abandona y Cobian se une al violinista Mario Brugni (que junto a su hermano Fioravanti fueron maestros de Elvino Vardaro) y al "alemán" Bernstein para viajar a Córdoba y actuar el Bar Victoria. Luego forma un conjunto que actúa en el cabaret Maxim de Suipacha al 300, con Tito, Agesilao y Nicolás Di Masi "Colino" en las cuerdas y Ricardo Brignolo "La nena" autor de "Chiqué", "Intimas" y otros en bandoneón.

Vuelve a L´Abbayé, con Tito, Colino (autor de "La papita" y "La monjita") y Brignolo. Cobian comienza por escribirles las armonías de bandoneón y violín. También en el Moulin Rouge de Rosario y en la casa de "la gallega" Julia, de Luis Sáenz Peña y Garay (donde estrenó "El motivo" que le graban las orquestas de Roberto Firpo y luego Carlos Gardel), Madame Blanche de Montevideo 775, Concepción Amaya "mamita" de Lavalle 2177, en lo de Laura Montserrat de Paraguay 2512 casi Pueyrredón (donde en 1897 estrenó "El entreriano", sic, en la partitura original, el moreno Rosendo Cayetano Mendizábal,* se hacía llamar Anselmo Rosendo y era pianista del lugar).

*Nacido el 21 de abril de 1868, falleció el 30 de junio de 1913. Alfredo Bevilacqua le dedicó su tango "Recuerdos de la Pampa", fue autor de 22 tangos registrados en el R. de la Propiedad Intelectual, aunque editados son más. Algunos de los más notorios son "Reina de Saba" por una yegua de ese nombre, "Viento en popa", "La larga", "Don José María", "Tigre hotel", "Don Padilla", "Z Club", éste por un famoso club de cajetillas, niños bien, encabezados por el Escribano Esteban Benza, a quién Augusto P. Berto dedicó su tango "Don Esteban" entre quiénes figuraba Marcelo T. de Alvear, posteriormente desde 1922, presidente de la República, que organizaban "festicholas privadas" para sus miembros, en distinguidos salones, que arrendaban, con "las mejores cortesanas de la época", donde incluso asistía, contratada, de acuerdo a los registros policiales María Rangolla "la vasca". Al "Z Club" le dedicó Jaime Casalins su tango "Atalaya" grabado por distintas Bandas y Rondallas entre 1910 y 11 y también diferentes sellos. Casalins fue autor de "Juan Carlos" y otros.

Además, por las tardes se presenta junto al bailarín Juan Carlos Herrera*, para la High Society de aquel Buenos Aires, por tres pesos diarios, desde las 14 a las 20.

*A Herrera que se presentaba con su compañera la actriz y bailarina Gemma Di Guelfo, Cesar Ratti, Francisco Ducasse, Marino Podestá, Elías Alippi, "El inglés Devinson", "el ñato" Reyes, Angel Sercio"el yesero", Ambrosio Radrizzani, Bernabé Simarra, Luis Lombardo, Egidio Scarpino "la lora", El "maco" Mariano Milani, Atilio Supparo, Luis María Cantero, Bernardo Undarz "el mocho", David García, José Giambuzzi "Tarila", y sobre todo a Benito Ovidio Bianquet y "el vasco" Aín se debe el mérito de haber desmitificado el baile de tango, para llevarlo a los salones, tanto en Europa como en América y en Buenos Aires. Damas pioneras en la difusión del baile del tango fueron "La parda Flora, "La chata", "la gallega" Consuelo, "La ñata Aurora, "la gaucha Manuela, Joaquina Marán, Ideal Gloria compañera de Simarra, "la gallega" Carmen y "la petiza" compañeras de Scarpino, Martina esposa de Aín, Edith Peggy y Lucy Villa compañeras de Aín y otras.

D. Luis Adolfo Sierra en una autobiografía de 1969 señala que esto acontecía en casa de su abuela, D. Ascensión Figueroa de Mackintach, situada en Callao y Bartolomé Mitre, donde vivió desde sus primeros meses de vida tras su regreso de París, donde había nacido el 23 de enero de 1917 y luego buena parte de su vida. donde asistían sus tías y las amigas de éstas. Esto quedaba en los pisos altos de Max Gluksman, el austríaco, que logró en 1915 la representación de la empresa que fabricaba y distribuía los Discos Dobles acústicos Nacional Odeon y propició desde 1924 al 30 la realización de los concursos de tangos en teatro Grand Splendid, de Avenida Santa Fe, entre Callao y Río Bamba. Recordemos que las grabaciones eléctricas en Odeón comenzaron el 8 de noviembre de 1926 y fue Carlos Gardel quién cantó un pasodoble "Puñadito de sal". En marzo del mismo año Rosita Quiroga había grabado en Víctor "La musa mistonga".

1918, en L´Abbayé, estrenó "Mano a Mano" (no se conoce la partitura, ni la fecha de su edición), anterior al de Celedonio Esteban Flores y "Carne y Uña" (es del 22). Respecto a "Elegante papirusa", según Cadícamo que además de notable poeta sabía música, tiene semejanzas con "El botija" 1916, "El orejano" 1917y "Mal camino" todas obras de Cobian, quién vivía por entonces en casa de Tito, anteriores las primeras y posterior de 1928 el último. "Tito" David Rocatagliata fue autor "Don Eduardo", en homenaje a Arolas, "Buenos Aires tenebroso", "La Gallega" y otros.

Papirusa,* vocablo de origen eslavo, fue la expresión que las mujeres rusas o polacas usaban para pedir cigarrillos a sus compañeros ocasionales en los cabarets y locales de baile de entonces. Fueron además las primeras que fumaron en público. Concluyó por ser utilizado para designar a toda mujer, de cualquier nivel social, con "historia" o recorrido. El cabaret Elysées de Maipú al 300 se caracterizó porque todas sus "acompañantes" o bailarinas fueron polacas o rusas. Fueron las primeras papirusas. Arturo De Bassi les dedicó un tango "Mangiá, mangiá, papirusa", además produjo "La catrera", "El incendio", "Araca" semejante en su título a otro de Arolas.

* Fueron ingresadas entre 1900 y 1925 (después de los cataclismos, guerras de los Balcanes y 1° mundial y los "progroms", con falsas promesas de casamiento o trabajo como bailarinas o artistas de varieté por los caftens judíos de la Sociedad de Varsovia, seguida desde el 26 por la Zwi Migdal (por Luis-Zwi en polaco y Migdal, la familia fundadora) red de proxenetas, para iniciarlas en la prostitución. (Hubo otra red equivalente "Le Milieu" en Marsella, que reclutaba mujeres de Europa central) .

Después. La nieve. Amoríos, amoríos y más amoríos. ¡Fiebre de aventuras. Por fin el armisticio en Europa.

Cesa circunstancialmente la preocupación de ser infractor a la conscripción y entonces con Julio Doutry "el francés" autor de "El automóvil" y Ricardo "Muchila" González* van al Café TVO de Avenida Montes de Oca (Av. Santa Lucía) o "la calle larga del sud" e Iriarte, donde se habían iniciado Arolas y Bardi y también a "La fratinola" **de Montes de Oca y Martín García.

*González en 1925 fue a Francia en el Cap Polonio con Carlitos Espósito hermano de Genaro y se presentó en el cabaret Perroquet donde había actuado Arolas antes de morir y trabajaba su último amorío Bernadette. Fue autor de "La Rosarina" dedicado a una bailarina de Tres Arroyos, Zulema Díaz, con quién vivió un romance, "El fulero" dedicado a Francisco Canaro, "Se acabó la yeta" y otros.
** Cadícamo, en sus poesías le atribuye al lugar:---"...un muerto o dos, por día, sin darles contraseña". Allí actuaban los bandoneonistas José María Bianchi "El yepi" o "el alemán" Bernstein. La editorial Breyer de Florida al 400 le edita por entonces "El orejano 1917, "El gaucho" 1917 y "El motivo" 1919 que luego con letra de Pascual Contursi fue "Pobre paica".

Don Adolfo Breyer y su padre Alberto, grandes admiradores de Cobian, dispusieron facilitarle un ámbito especial para su actividad creativa, donde también concurrían otros conspicuos pianistas, todos ejecutantes que no se arredraban ante las complejidades que les producían las obras del mismo, como "Pancho" Lomuto autor de "Florida", "Río Bamba", "El 606" "Qué hacés pelao" y otros; Alberto y Carlos López Buchardo, ambos de formación clásica, director de la Sinfónica Nacional Carlos y autores de "Germaine", "Clínicas", "Ave negra", "Entre dos fuegos", "Mala sombra" y otros el primero y Carlos, "Pare el tránguay, mayoral", "Coquito" y "Antifaz" que le grabó Julio De Caro, Jose Bohr autor de "Cascabelito" "Pero hay una melena", "Por el camino" y otros, "El pibe de oro" Enrique Di Lorenzo, Francisco De Caro autor de "Sueño azul", "Flores negras", "Bibelot" y otros, Julio Rossi, Angel D´Agostino (Angel Domingo Emilio, que en sus inicios tocó con el violoncellista Ennio Bolognini, fue autor de "El cocherito", "Pobre piba", (homónimo del de Maffia) "Se llamaba Eduardo Arolas" y otros), Enrique Mario Delfino autor de "Milonguita" el primer tango canción y muchos otros.

A los Breyer, Joaquín Cortés López 1884-1948 autor de "El negro" y otros y Osmán Pérez Freyre autor chileno del "Ay, Ay, Ay", "Probá que te va a gustar", "Maldito tango", "Trade mark" y numerosas piezas clásicas, dedicaron sus tangos"El pibe" (otro más) y "Mi ricurita". Septiembre de 1919, "Baile de la primavera", también Fiesta del estudiante y 6° Baile del Internado de medicina* , en el Pabellón de las Rosas (de Av. Alvear 1355 inaugurado en 1908, contiguo al Armenonville de Av. Alvear y Tagle. Fue la boite más elegante de la primer década, donde mataron al Pepe Arredondo, un niño bien hijo del general oriental José Miguel Arredondo) Se presentó una orquesta de 30 músicos y los pianos de Juan Carlos Cobian y Enrique Delfino.

*Alude a los bailes que para el 21 de septiembre, día del Estudiante organizaban desde 1914, los practicantes internos de medicina, con participación de los mismos y la población con disfraces y exhibiciones truculentas, imitando piezas cadavéricas, que no pocos autores describieron y hasta confirmaron como reales, habitualmente en el Palais de Glace, de la calle Posadas y Schiaffino, donde actuaron "el tano" Genaro, Firpo, Greco y Cobian (con Agesilao y Brignolo). Allí en una madrugada del 11 de septiembre de 1915 fue baleado por error Carlos Gardel, "por asunto de polleras" cuando acompañaba a Elías Alippi, al parecer destinatario de los disparos, por un patotero Roberto Guevara, que estaba con "Goyo" Gallegos de la Serna. Por Avenida de Mayo desfilaban carrozas.

Numerosos tangos fueron compuestos, estrenados y dedicados a los estudiantes internos. En el primero Roberto Firpo dedicó "El apronte" a los internos del Hospital San Roque, hoy Ramos Mejía y Francisco Canaro, "Matasano" a los del Hospital Durand; en 1915 Canaro gestó "El internado", Firpo "El bisturí" y Alberto López Buchardo "Clínicas; en 1916, Vicente Greco estrenó "El anatomista" y son atribuidos a "Pirincho" Canaro "El alacrán", "El gavilán" y "Charamusca"; en 1917 "el gallego" José Martínez estrena "El termómetro" (fue autor además de "El pensamiento", "Pablo", "La torcacita", "Yerba mala", "Pura uva", "Marianita" y otros); Fresedo estrena "Restablecido" y "Amoníaco" dedicado a los internos del Hospital Fernández ; Arolas, "Anatomía" y "Rawson", Domingo Greco "Qué muñeca" (también autor de "El bulín de la Alegría"); el bandoneonista Lorenzo Labissier "Aquí se vacuna" (fue autor de "La biyuya" dedicado a Canaro; posteriormente Vïctor Troysi "Muñiz"; Juan Marconi "Durand", Augusto Pedro Berto "El 7" y "La biblioteca"; Udelino Toranzo "Cloroformo", Leopoldo R. Thompson "El consultorio", y "Mano brava" tango clínico, Luis Teisseire "Primer auxilio" (autor de "Bar Exposición", "El canchero", "Entrada prohibida", "Sonaste tiburón" y otros), José Artusi "La inyección", etc.
Las fiestas se extendieron hasta 1924, cuando el 18 de septiembre Osvaldo Fresedo estrenó en el Teatro San Martín junto con la obra teatral "Medical´s Review" un tango "Despedida" y tres días después en el Teatro Victoria "El once" por el onceavo baile del internado, subtitulado "A divertirse". Un hecho desgraciado que se produjo simultáneamente, determinó su definitiva suspensión.
1920, toca en Córdoba, con "el alemán" Bernstein y Tito. Conocen en el bar Victoria a un bandoneonista de 12 años, Ciriaco Ortiz, Angel Ciriaco Ortíz Barrionuevo, nacido el 2 de agosto del 1908 en Córdoba que estuvo ulteriormente en 1935-36 en la orquesta de Cobian, (fue autor de "Atenti pebeta", "Nena", "No me preguntes nada" y otros.

Dos años más tarde, 1922 al dejar (según D. Luis A. Sierra) Pedro Maffia o Luis D´Abraccio la orquesta de Firpo, que estaba por allí de gira, Ciriaco les reemplazó y luego les acompañó a Buenos Aires.

Arolas por entonces se hallaba en París. Había viajado en el otoño del 20 con Alice Lesage (un romance efímero que había sucedido a su ruptura con Delia López, la "chiquita" de Bragado, a quién dedicara sus tangos "Delia", llamado tango regalón, "Nariz", tango brillante) a la que dedicó "Alice". Regresó a principios del 21.

Nacen "Shusheta", 1920 y "Pico de oro", 1920 (dedicado al juez J. Ll. al parecer Juan Llamazares) que muy posteriormente tuvieron letras de Enrique Cadícamo y que grabó Firpo. Meses después, cuando era conscripto infractor y estaba bajo arresto creó "A pan y agua" dedicado a su maestro Numa Rossotti (a quién por su amistad con Claudio Debussy y otros músicos de la época se le atribuye influencia decisiva en la creación y el estilo arromanzado, pletórico de expresionismos e impresionismos de Cobian). Poco después compone "Mosca muerta". 1921 que le graba Firpo y que con letra posterior de Cadícamo, fue "Carnavales de mi vida".
1921, hace la conscripción a los 25 años. En la puerta de uno de los calabozos del regimiento 2 de infantería, en Palermo, aún se puede leer en una placa de madera, "Aquí estuvo detenido el pianista, Juan Carlos Cobian".

Cadícamo refiere que estando en el cuartel como soldado infractor, gozaba de ciertas franquicias, entre ellas de disponer de sus horas libres para tocar el piano en el casino de oficiales. En cierta ocasión mientras lo hacía, compartía el mate que cebaba al jefe de la unidad, el por entonces capitán (luego Teniente coronel Liborio Muzlera), un joven subteniente de nombre Eduardo Lonardi, que en 1955 fue Presidente de la Nación. Compañero de "colimba", (corre-limpia-barre) fue el poco después Dr. Miguel Manzella, su médico, hacia el final de su vida. A cuyo hijo dedicó por el 50 su tango "Mujer", en 1923.

1922, regresa a la actividad y Osvaldo Fresedo que había dejado "el cuarteto de maestros" con Enrique Delfino, Manlio Francia y Julio De Caro lo invita a tocar en residencias privadas y embajadas, junto a Tito y Agesilao Ferrazzano. Ese cuarteto fue integrado poco después, en el mismo año por Cobian, Roque Biafore, Manlio Francia (autor de "Los perros antiguos", "Ramas de sauce", "Pasionaria" y otros) y Julio De Caro. Enseguida, Fresedo le propone ir a Mar del Plata, al Ocean Club y al Club Mar del Plata, con Luis Minervini en bandoneón (autor de "Ilusiones" y "Mentiras"); Roberto Zerrillo (autor de "Se va la vida", "Melodía oriental" y otros ) y Tito en violines. Allí Fresedo estrena "Sollozos" y Cobian "Mi refugio", 1922. Al volver de "la feliz", graba con Fresedo "Snobismo", 1922 y otros. El mismo "pibe de la Paternal" lo lleva a la Galería Güemes donde se inauguraba el Cabaret Abdulla Club, en sus subsuelo, junto a Manlio, Tito, Ruperto Thompson* y el oriental Alberto Rodríguez** en bandoneón. Allí estrena "L´Adivina", 1922, "Biscuit", 1922 y "Mujer", 1923.

* R. Thompson fue autor de "tren de farra", "Pierna e, palo", "El consultorio", "mano brava" y otros.
** El negro, Rodríguez fue autor de "De antaño", "Maldita noche", "Los rosales y otros. Luego con Luis Petrucelli van al Casino Pigall y al Club Atlético San Isidro.

A mediados del 22 es cuando en la casa de Ombú (hoy José Evaristo Uriburu) 1222, del juez J.Ll. , Cadícamo conoce a Cobian (este le había dedicado al mismo su tango "Pico de oro"). Concurrían allí también, el concertista de piano y órgano Julio Miguel Adolfo Perceval, de origen belga, que poco después fuera arreglador musical de importantes orquestas entre ellas la de Julio De Caro, los hermanos López Buchardo, Carlos y Alberto y otros distinguidos músicos. Allí estrenó Shusheta e interpretó por primera vez "La silueta", 1922, "Almita Herida", 1922 "Bohemia, 1923, y "Los dopados", 1922 estrenado en la obra de Doblas y Weisbach (el sanducero) y grabado por Fresedo. Tiempo después en la década del 40 y por pedido de Anibal Troilo a Cadícamo se llamó con letra de este "Los mareados" y en una época nefasta para el tango 1943, con nueva letra de Cadícamo "En mi pasado".

Por entonces Cobian ganaba por noche de 5 a 10 veces más que en sus comienzos en un mes.
Por el mismo año hubo en Parque Patricios un sexteto con repertorio de tangos primitivos que actuaba en el café "Manzanares" de Caseros 2994, con los bandoneones de Cipriano (Pablo) Nava (autor de "La tranquera", "El yaguarón" y otros), Roque Biafore (autor de "Amurado me dejaste", "Tapalqué" y otros) y Carlos Basso, Alcides Palavecino (autor de "Rezongona","Ya todo terminó" y otros) y José Tarantino (padre) en violines y Domingo Fortunato (autor de "Caña dulce", "La enramada", "Cara o cruz y otros en piano.

1923, invitado por la gerencia del Cabaret Abdulla Club forma una orquesta con Agesilao Ferrazzano y Julio De Caro en violines, Pedro Mafia y Luis Petrucelli en bandoneones y Humberto Constanzo en contrabajo (autor de "Ahí va la catanga"), diferente de "La catanga", sin fecha de edición, de Cobian que con letra de Cadícamo se llamó "Rumor de tango".
Esta fue la base y el paradigma de la orquesta típica. Tambíén el comienzo de una conjunción instrumental con objetivos definidos para cada instrumento, que obviamente tenía sus partes escritas, incluso sus arreglos y variaciones (como inicialmente lo hiciera "el alemán" Arturo Bernstein) dando todos realce a la partitura original.

Fue la piedra fundacional para una diferente concepción del tango. Esto le confirió a la orquesta nuevos valores que la jerarquizaron y le abrieron distintas alternativas estilísticas. Desde él pasó el piano a cumplir una tarea conductora, no sólo de apoyo rítmico, sino de verdadero acompañamiento armonizado, rellenando los vacíos melódicos de los bajos con dibujos. Aparece la síncopa y la utilización por la mano izquierda del pasillo binario y la décima arpegiada. Francisco De Caro que habitualmente le sustituía, lo asumió como propio. Sus obras "Sueño azul", "Flores negras" entre otras, lo confirman.

El desarrollo de los bandoneones fue equivalente, basado en la capacidad, notable digitación y creatividad de todos ellos. Tanto Pedro Mafia como Luis Petrucelli, Carlos Marcucci, Aníbal Troilo y Ciriaco Ortiz, coincidieron en expresar sobre todo los primeros reiterados elogios a las cualidades estilísticas de la orquesta. Mafia y Sebastián Piana su cuñado lo destacaron en reiterados reportajes.
Mafia sin proponerse innovar hizo que la renovación de Cobian se sistematizara en la forma de ejecutar el instrumento"como a media voz", solemne, con el estilo de Maglio "Pacho" con sonidos ligados, sin excesos ni virtuosismos. Sus dúos con Petrucelli son tan buenos, como antológicos los que realizara posteriormente con Pedro Blanco Laurenz. Este, tiempo después con Julio De Caro, logró sutilmente, con una enorme capacidad para mimetizar sonidos, producir fraseos admirables a dos manos y variaciones exquisitas, que prolongaron en el tiempo su escuela. Hasta los contrabajistas contribuyeron, tanto Constanzo, como Thompson o Sciarreta generaron un fondo "canyengue" y minimizaron el "pizzicato" de "Tito" Rocatagliata y Juan Pedro Castillo.

Sobre las cuerdas también tuvo influencia Cobian. Invitó a Lorenzo Olivari, y los hermanos Astor, Ennio y Remo Bolognini, miembros todos de la Orquesta estable del Teatro Colón, como también a Eduardo Armani, para grabar en Víctor. Objetivamente la renovación que desde el piano propuso Cobian, hacia toda la estructura de la orquesta supera en mucho a la realizada desde el violín por Julio De Caro después que sólo se limitó al desarrollo del 2° violín, rol que cumplía en la orquesta de Cobian (el primero era Agesilao Ferrazzano). Fausto Frontera, que fue 2° violín en el 28, el primero era Elvino Vardaro y Manlio Francia lo corroboran y enfatizan que las pautas creadoras y conductoras del director sobre todos los integrantes, específicamente en cuanto a los cambios revolucionarios emprendidos y la evolución.

Los hermanos Bolognini eran hijos de D. Egidio Bolognini, presidente en 1889 de la primera mutual de músicos, cuyo secretario era el violinista y director de orquesta Carlos Posadas, hermano de Manuel. Este formidable violoncellista actuó en los comienzos junto a Angel D´Agostino y Lorenzo Olivari. Los hermanos Bolognini, radicados pocos años después en EEUU, se convirtieron: Remo en primer violín de la Orquesta Sinfónica de Nueva York, cuando la dirigía Arturo Toscanini. Al llegar lo había sido de la Sinfónica de Chicago. Ennio fue uno de los más importantes violoncellistas del mundo, que recorrió dando conciertos, según confirman diversos autores. Remo grabó tangos en sello Atlanta en 1910. En sus comienzos Astor había dirigido un quinteto en 1917.

En el Abdulla Club estrenó "Piropos", 1923, "Mujer", "Sea Breve", 1923, "Una Droga", 1923, "Viaje al norte",1923 y "Mario", 1922 (luego "Dolor dominguero") dedicado a Mario Borgione gerente del lugar, que poco después se llamó Florida Dancing. Los grabó con su orquesta en Víctor, también Osvaldo Fresedo y después Roberto Firpo. "Letanía", 1928, del mismo año, lo grabó en Buenos Aires posteriormente Francisco Canaro. (El Royal Pigall donde éste actuaba se convirtió en Tabarís).

Graba también en discos Ideal, que después se llamaron Electra, la empresa de Alfredo Améndola, que había fundado en el 13 el sello Atlanta y en el 17 Tele-phone, ocho títulos: "Mi refugio", "Almita herida", "Los dopados", "Bohemia", "Carne y uña" y "L Adivina´" de Cobian y de Augusto Gentile, "Déjeme que la acompañe" y "Carne cansada". Lo acompañaron los violinistas Remo Bolognini, Agesilao Ferrazzano y Eduardo Armani, los bandoneonistas Carlos Marcucci (autor de "Mi dolor", "Esta noche"; "La reja", "Viejecita mía" y otros) y Luis Petrucelli y el negro Leopoldo R. Thompson como contrabajista.

Era por entonces el intérprete de oro del tango.

De pronto, súbitamente, decide viajar a EEUU. A bordo del Southern Cross, era la primavera del 23 (mediados de octubre) y les deja en su despedida en el puerto de la ciudad, a los miembros de la orquesta, la partitura en borrador de "Viaje al norte". La misma vuelve a presentarse en la primer semana de diciembre en el Cafè Colòn de Buen Orden y Avenida de Mayo, esquina N.E., (con la cuestionada conducción de Julio De Caro), sin los bandoneones * (Maffia y Petrucelli) que rechazaban su autopromoción, su autonominaciòn, reemplazados por Pedro Laurenz y Armando Blasco. Esto contradice lo expresado por algunos autores, que hablan de disoluciòn del grupo. Los anuncios de actuaciones los contradicen.

*Todos los citados, desde el anuncio del viaje de Cobian, habìan asumido un compromiso, que no habría liderazgos personales, del que dieron reiteradas explicaciones coincidentes tanto Pedro Maffia, como Luis Petrucelli. Esto Julio De Caro lo justifica en sus memorias, como que fue una imposiciòn de los contratantes. La conclusiòn real fue la salida de ambos. Maffia se fue con Roberto Firpo y Petrucelli, 1° a conducir la Orquesta Vìctor y luego en el 25 a Europa con F. Canaro, sustituyendo a Minotto. El rol de Cobian lo cubrió Francisco De Caro, que le suplía habitualmente, sobre todo en las primeras entradas de la orquesta, cuando aquél se escapaba con algunas damiselas, como hacía Arolas.

La presencia en la nueva agrupaciòn de un desconocido como Pedro Laurenz, que solo hacìa reemplazos y de "el cieguito" Armando Blasco, autor de "Rama florida", Souvenir" y otros, tiene que ver con la negativa de Enrique Pollet "el francès" autor de "Farolito de mi barrio", "De mi laya" y otros, a dejar la orquesta de Roberto Emilio Goyeneche, (tío del "polaco", fue autor de "Pompas", "El metejòn", "Yo te perdono", "Taborda el mono" y otros) con quièn actuaba en "La glorieta" frente a San Agustìn, en Avenida Las Heras y Agüero, que estaba muy enfermo (TBC) y falleciò poco despuès el 23 de abril del 25 de tan solo 27 años.

Tampoco aceptaron Amèrico y Josè Marìa Bianchi "El yepi", los de "La fratinola". Goyeneche dirigía desde el piano la orquesta típica Royal´s en 1922, que integraban Carlos Marcucci y "Bachicha" Juan B. Deambroggio en bandoneones, Emilio Ferrer y José Di Clemente ( autor de "¡Qué hacés, qué hacés¡", "Sufran otarios" y otros, en violines y Alejandro Michetti en bajo (flautista y baterista, fue el autor de "Quién te iguala" dedicado a Firpo). Esta orquesta acompañó a Corsini en "El patotero sentimental" en el estreno del sainete de Manuel Romero "El rey del Cabaret" que interpretaba la Compañía de César Ratti, luego la dirigió Félix Scolatti Almeida y después Antonio Scatasso.

Muy poco años despuès Maffia formò su propio sexteto, uno de los mejores de la historia del tango, con Alfredo de Franco en bandoneón, (autor de "Cotorrita de la suerte", "El rechifle", "Triste" y otros) Osvaldo Pugliese en piano (autor de "Recuerdo", uno de los más hermosos tangos de la historia, sino el mejor, según D. Luis A. Sierra, "La Beba", "El encopao", "La yumba" y otros, y en violines Elvino Vardaro, Emilio Puglisi y Francisco De Lorenzo, que se discontinuó por la adicciones de Maffia al juego.
En el Abdulla Club, quedó actuando una orquesta que dirigía "el chon" Pereira desde el piano, Fernando Franco "el zurdito" autor de "Noche de amor" en violín, que le grabó Firpo, Ricardo Luis Brignolo y Antonio Alfonso Romano autor de "Populacha", "No me extraña" y otros, en bandoneones y el contrabajo de Olindo Sinibaldi. Como el Cid o don Alfonso Quijano a una nueva aventura, "como las del esforzado caballero Amadís de Gaula", en este caso por el cemento y los rascacielos neoyorkinos.

Allá desde 1920, cuando el presidente Calvin Coolidge la impuso, hasta 1933, que Franklin D.Roosevelt la suprimió, existía la "Ley Seca", veda de bebidas alcohólicas, excepto las que "la mafia" con el "alemán Schultz" a la cabeza comercializaba.

Comienza a actuar en el lujoso Mc Alpin Hotel de la 34st. y Broadway y en el Cabaret Morocco, con músicos locales, ejecutando jazz y ocasionalmente tangos. El tango era por entonces desconocido en U.S.A. o llegaba de Francia, como francés, no criollo. Gran desazón.

La presencia anterior de "La Select" con Osvaldo Fresedo, Enrique Delfino y Tito Rocatagliata, como el viaje relámpago que realizaran Celestino Ferrer, Vicente Loduca y Quintín Güerino Filipotto, antes de la primer guerra mundial, habían pasado desapercibidos para los estadounidenses. Recién luego de las películas filmadas por Carlos Gardel en 1934 en la Paramount, se reconoció el tango como procedente de Buenos Aires. La colonia latina aún era pequeña.

Cobian llegó en vísperas de la pelea por el título mundial de los pesados, entre nuestro compatriota Luis Angel Firpo, al que los yanquis apodaron "El toro salvaje de las pampas" y el campeón del mundo Jack Dempsey, "El matador de Manassa" en Polo Grounds. Le roban el triunfo, como lo admitiera Dempsey en reiteradas ocasiones. No obstante, Firpo que se había alojado con su amigo Castañeda Vega y el violoncellista Ennio Bolognini en un departamento que les cedieran, pasea por Nueva York con Cobian, aprovechando el fraternal encuentro de los músicos en las primeras grabaciones en Vïctor. Por Broadway, por el boulevard de los sueños rotos. Después, pese al resultado festejaron en lo de John Perona y Cobian tocó tangos en su honor. El periodista mexicano Luis Sepúlveda, le escribió las letras de "Ladrón",1928, "Lamento pampeano",1928 y "Me querés", 1928. Las interpretó el cantor, payador y guitarrista Genaro Veiga. Habitualmente le acompañaba como cantante, obviamente en inglés Rudy Valleé (un estudiante de ingeniería) saxofonista de su orquesta y luego gran estrella de Hollywood.

Mientras tanto en Buenos Aires actuaba un sexteto (desde 1917 como quinteto y desde el 22 como sexteto) semejante a Cobian con la conducción de Alejandro Carlos Geroni Flores en el piano, Juan Bautista Guido "el lecherito" o "el pibe de Parque Patricios", autor de "Mi piba", "Muñeca de carne", "Tarde gris" y otros y Luis "el tano" Famiglietti autor de "Un bohemio", "Ingratitud" y otros, en bandoneones, reemplazados luego por Carlos Marcucci "el pibe de Wilde" y Pascual Mazzeo autor de "Che Mariano" "Vida amarga" y otros, Fausto Frontera y Bernardo Germino "el pibe" autor de "Criolla linda", "Retazo" y otros, en violines, reemplazados en el 24 por Emilio Ferrer y el oriental Arturo Bettoni, autor de "Los 10", "Bulincito amigo", "No cantes victoria" y otros y como bajo Luis Bernstein y/o el pistón de Sixto Ibáñez.

El 29 de noviembre de 1924 fallece de sólo 32 años, en el hospital Bichat de París, Eduardo Arolas, su amigo y compañero en los comienzos. De tuberculosis, según dice su certificado de defunción. Facilitado por el abandono personal a todo cuidado, por su profundo estado depresivo, por el alcohol, tras su ruptura y el abandono de "la chiquita" de Bragado, Delia López, (tan luego por causa de su hermano). Permanecía toda la noche bebiendo en un bistró vecino al hotel "Le coq hardí" aguardiente de mandarina. Había actuado el Cabaret "Perroquet" y también en "L´Abbaye de Place Pigall, y "Ourse" de Rue Doneau, vecino a la Av. de L´Opera, en el Hermitage de "la ciudad luz" hasta el 13 de septiembre anterior cuando Manuel Pizarro lo internó de urgencia. Lo inhumaron con la presencia de los hermanos Pizarro, Manuel, Domingo y Salvador, Juancito Giliberti, José Sciutto, Luis Cosenza (el pianista), José Schumacher "el inglesito" bandoneonista formado con "el alemán" Bernstein, y el Secretario de la Embajada Argentina en Francia, en el desolado cementerio de St. Ouen, próximo a París.

Su tumba desvastada por la 2° guerra mundial, no se pudo identificar, según expresara Quintín Güerino Filipotto en varias cartas a los amigos. No se comprende el necrofílico homenaje, con la repatriación de sus restos? realizado por conspicuos músicos, años después. "Tito" David Rocatagliata, muere el 7 de octubre de 1925 en Buenos Aires de 34 años. Había nacido el 30 de enero de 1891.

En 1926 grabó en U.S.A. en Columbia Records, Vivatonal, etiqueta verde, ocho placas dobles, tangos que cantó Genaro Veiga, fox-trots, pasodobles, etc.
También actuó en el Roof Garden del Waldorf Astoria Hotel, con Rodolfo Valentino, (Rodolfo Alfonso Raffaelli Pierri Filiberti Guglielmodo Valentino) como director y asesor musical. Por sugerencia de Cobian, éste bailó en lugar de "Celos", "Jalousie" tango gitano, tzígano, "El choclo" de Angel Gregorio Villoldo Arroyo, que había fallecido el 14 de octubre del 19. Con el mismo estilo marcial.

Entretanto, amoríos y más amoríos. Berta fue la única trascendente, hasta que la misma decide retornar a París. Cobian vivió el amor (como el Eros griego) inmaduro. Coincidía con la mayoría de la gente en dejarse amar, ser amado y no en exaltar su propia capacidad y virtud de amar. No entendía que el amor es ser y hacer crecer lo que amamos, sin que medien o interfieran nuestras necesidades.

En septiembre de 1926 llega desde París a Nueva York, en el vapor "De Grasse" Francisco  Canaro, con Lucio Demare y Fioravanti De Cicco como pianistas, Juan Canaro, Ernesto "lechuguita" Bianchi y Luis Petrucelli en los bandoneones Emilio Puglisi, como 2° violín ?, Romualdo Lo Moro en batería y Carmen Alonso, argentina que residía allí desde hacía tres años, en el canto. La presencia de Linda Thelma se frustró por enfermedad (lumbociatalgia) que padecía la misma. También llegaban "el vasco" Casimiro Aín con Edith Peggy su compañera, que se sumaron a otra pareja de baile de norteamericanos, "Maurice y Ambrose".
Debuta en el Club Mirador de la 200west y 7° Avenue. La repuesta, fue la misma que percibieran otros artistas nativos, la indiferencia. Sólo Aín despertó curiosidad. Por sus atavíos bordados seudo-gauchescos, los creían búlgaros o rumanos. Los verdaderos gauchos se avergonzarían de la vestimenta.

Escribe "La reina del arrabal" que le estrena Canaro, y lo graba junto con Letanía posteriormente en Buenos Aires. Tambíen creó "Reo" con letra ulterior de Carlos González Illescas, dedicado a los compositores argentinos, "Me querés...", "Vení...vení", "Ladrón" que grabó Libertad Lamarque, "Lamento pampeano", "Mal camino", "El único lunar" que grabó la orquesta de Minotto. Todos los grabó en Víctor a su regreso en Buenos Aires.

Cobian en Nueva York, vivió y sufrió "en carne propia" el desinterés y el desconocimiento de la música del Tango. Había salido de Buenos Aires en el cenit de la fama, del éxito económico y del respeto por su obra, con el deseo de dar respuesta a un sueño. Sueño que se fundaba en los comentarios de sus amigos de "La Select", Fresedo, Tito y Delfino. Sobre todo de los primeros, con los que convivió.
Se dijo que iba tras un amorío. Que no buscó al llegar, sino al mes y medio. Erróneo el concepto. No obstante alcanzó a reafirmar su dignidad, tocando jazz, intercalando tangos entre el citado y la música brasileña, como lo comentara Macoco Alzaga Unzué, con quién compartió el viaje de ida y buena parte de la estadía. Las 16 versiones grabados en Columbia vivatonal, lo corroboran. Pudo aprender aceleradamente dos nuevos idiomas, italiano porque actuaba en locales de la colonia, con John Perona en el Café Delmónico, inglés en el Grand Hotel Mc Alpin y el misterio del jazz. Su obra gestada allí trasunta el pesar, la angustia, la soledad, "Lamento Pampeano", "Me querés", "Mal camino", transmiten la amarga mortificación que sentía.

El N°15 de la Revista "la Canción Moderna" del 2 de julio de 1928, informa de su regreso. Acompañado por Charlie, un joven estadounidense que actuaba como valet (¿ o su escudero)y quería conocer Buenos Aires, "la ínsula barataria". Pocos meses después retorna a EEUU.
Actúa en dúo de pianos con René Cóspito autor de "Esponjita", "Ada", "Yuyito", "Pobre payaso" y "Porota". Graba en Víctor con Luis Petrucelli, autor de "Semametón", "Ranún" y otros, Ciriaco (Angel Ciriaco Ortiz Barrionuevo) autor de "Atenti pebeta", "Nena" y otros y Luis Minervini autor de "Ilusiones", "Mentiras" y otros, en bandoneones, Elvino Vardaro autor de "Tinieblas", "Mía" y otros y Fausto Frontera autor de "Tabernero","Callejera" y otros en las cuerdas, Humberto Constanzo, en contrabajo y Francisco Fiorentino en el canto, "El único lunar", "Ladrón", "El motivo", "Rey de copas", Me querés", Vení...vení", "Lamento pampeano", etc.

También integraron el sexteto Agesilao Ferrazano y Julio De Caro como violines, Juan Bautista Guido y Carlos Marcucci en los bandoneones y en el piano, el notable Carlos Di Sarli (bahiense como Cobian, aunque éste por adopción, nacido en 1903 y fallecido en 1960, que se radicó en Buenos Aires recién en 1923 y recién en el 25 tuvo orquesta propia.

En una entrevista de 1940, Di Sarli refirió: ---"que fue compañero de estudios de Cobian", incluso "que su influencia le hizo creer en su música y dejó de lado el sueño de ser marino". Carlos Di Sarli, siete años menor que Cobian, pudo haber compartido el Conservatorio Williams a partir de los 6-7 años, (y se presentó en público por primera vez cuando tenía 13-14 años, en 1916). La vinculación entre ambos, un niño que comenzaba los estudios y otro que los concluía, debe haber sido nimia, entre 1910 y 1914, ya que en ése año Cobian abandona Bahía con sólo 18 y sale a la conquista de la gran ciudad. Luego la influencia motivadora que menciona, debe referirse a los años 35-36, cuando Cobian le propone suplirlo en el Trío N° 1, hecho que nunca acontece, con Cayetano Puglisi, Ciriaco Ortiz y/o Julio Fava Pollero autor de "Uno y uno", "Cuando tu me quieras", "El trovero" y otros. Excepto que todo haya sido guiado por la admiración que el mismo despertaba. Además, Di Sarli por un accidente en el negocio familiar, pierde un ojo, impedimento absoluto para el ingreso a cualquier escuela náutica.

Repentinamente, decide mudarse a Talchuano al 300, donde también vivía Cadícamo, donde se gestan las letras de "La casita de mis viejos" que estrenó, con Cobian al piano la rolliza vedette brasileña Itala Ferreira, de la Revista Tro-lo-lo de Jardel Jércolis, que actuaba en el Teatro Buenos Aires, sito en Carlos Pellegrini y Cangallo, poco tiempo después lo cantó Tania, "A pan y agua", "Mosca Muerta", que con letra de Cadícamo se llamó "Carnavales de mi vida", "Pico de oro", "Shusheta" y otros. Con la misma Revista actuó en Santa fe, en el Teatro Moderno, donde recibe a un joven admirador, pianista de 17 años, que luego se convertiría en su secretario, Alberto Suárez Villanueva, autor de "Al luz de un fósforo" y otros. Nuevo "compinche" de andanzas, despropósitos y ...sueños.

1929, dirigió la orquesta de la Revista de Jardel Jércolis, en Brasil. Luego intentó formar un gran conjunto, pero considerándolo excesivamente artístico y oneroso desistió.
1930, dirigió un trío con Vicente Tagliacozzo y Oscar Pautasso, concertistas de violín y piano respectivamente. Después, se le ocurre desarrollar un conservatorio de música y canto, en Palermo en la calle Godoy Cruz, muy cerca de Plaza Italia, con sus amigos, Rafael Rossi en bandoneón, el poeta Carlos de la Púa, los violinistas Lorenzo Olivari y Vicente Tagliacozzo, Henry Binstock en saxofón, Alberto Famá y otros.
1931, Cadícamo viaja a Europa. Al regresar, Cobian le pide que le ponga letra a "Como un sueño", "Cambiá de vida", "Muñeca cruel" y "Almita herida". Lo nombran director de la Editorial Ricordi, que había asumido a Breyer y al poco tiempo renuncia. Enseguida armó el cuarteto vocal "Buenos Aires Tango", con Augusto Gentile, tenor, Jorge Elizalde, tenor ligero, Julio García, barítono y Antonio Tagliacozzo, hermano del violinista, bajo.

Como otras tantas veces, tras el debut en pleno gran éxito, abandonó el proyecto. Lo reemplazó Osvaldo Pugliese, el gran intérprete que se iniciara con Paquita Bernardo.

En 1936, al regresar de Brasil donde además de conducir la orquesta del teatro de Jércolis, escribía la música para las películas que dirigía Cadícamo, a pedido del dueño del Teatro Smart, el ex actor Alberto Ballerini (a quién Arturo De Bassi dedicara su tango "El mosquito") compone "Nostalgias", que Cadícamo dedicó tiempo después al dueño de la boite Charleston, Emilio Rossi, para la comedia en tres actos "La canción de Buenos Aires" que es rechazado por aquél, por su complejidad (le sugiere cambiar la segunda parte) a lo que se niega. De inmediato escribe "El cantor de Buenos Aires", con letra también de Cadícamo, en homenaje a Carlos Gardel, que cantó el actor Roberto Páez. (Hay otro "Nostalgias" posterior de Luis Rubinstein y "Nostalgia" de Arturo De Bassi, contemporáneo).

"Nostalgias" se estrenó en el mismo año en la boite Charleston de Florida entre Paraguay y Charcas, con una orquesta que integraban Cayetano Puglisi, Fausto Frontera y /o Claudio Cassano en las cuerdas, Ciriaco Ortiz, Aníbal Troilo y Juan Miguel "Toto" Rodríguez en bandoneones, Valentín Andreotta en contrabajo y lo cantó ... "he hizo una verdadera creación"... decía el maestro Luis A. Sierra, "el gallego" Antonio Rodríguez Lesende (nacido en Vigo, España en 1905 y fallecido en Buenos Aires en 1980). Su difusión en nuestro país fue notable y su distribución por el mundo, constituyó un éxito formidable. Nace enseguida "Niebla del Riachuelo", con letra de Enrique Cadícamo para la película "La fuga" con Tita Merello, Santiago Arrieta, Francisco Petrone y Niní Gambier. Como su actuación en Charleston Club comienza después de medianoche, por las tardes lo suple Orlando Goñi (Orlando Cayetano Gogni, nacido el 26 de enero de 1914 y fallecido en Montevideo, sumergido en el alcohol y las drogas, en casa del bandoneonista Juan "pirincho" Martínez, el 5 de febrero de 1945, con sólo 31 años) cuyo estilo se moldeó con Cobian como tantos otros.

En el mismo año se casa en Montevideo con N.M.G. y luego de una semana en Buenos Aires, partió a Europa. En París se reencontró con "el tano Genaro Espósito que compartiera sus comienzos (y concluyó allí sus días en 1944, después de la guerra mundial). También fue invitado a presentarse, para interpretar Tangos en el Pabellón Argentino de la Exposición Internacional.
Al regresar, visitó en Bahía Blanca a su padre (que fallece pocos años más tarde, en 1942) y hermanos.

Este agrupamiento del Charleston Club, ante la ausencia de Cobian por su viaje a Europa, fue en principio liderado por Ciriaco Ortiz, como "Los provincianos", con la incorporación de Pedro Schaposnik y Gutiérrez del Barrio en violines y el contrabajo de Vicente Sciarreta. Más tarde, en 1937 fue conducido por Aníbal Troilo "Pichuco"y constituyó la base de su primer orquesta, con la excepción de Antonio Rodríguez Lesende, al que suplió Fiorentino (Francisco Fiorentino) y la presencia de Roberto Giannitelli en bandoneón, Pedro Schaposnik, Reynaldo Nichele y José Stilman en violínes y Hugo Baralis padre, en contrabajo. Todos se unieron para acompañar a Cobian en los carnavales del Politeama del 37.

También actuaba en Radio El Mundo con el Trío N° 1 con Cayetano Puglisi y Ciriaco Ortiz. En su ausencia lo reemplazaba Carlos Di Sarli y/o Daniel López Barreto ( Daniel Rosas del Urde López, pianista, autor junto al "Chon" Pereira de "La uruguayita Lucía" antes "Cuna de los bravos 33" de vida extrañamente bohemia y azarosa. Nacido en la ciudad de Resistencia, hoy Provincia del Chaco, desertó cuando viajaba como cadete de la Escuela Naval en la Fragata Sarmiento, en Africa, en Argelia. Vivió en Argel más de 7 años, se incorporó a la Legión Extranjera (como también lo había hecho Enrique P. Maroni, el poeta de Bragado) fue boxeador, actividad que alternó con la música. Concluyó por dedicarse a crear y ejecutar música folklórica).

Cabe acotar que poco antes, había en Radio Excelsior un trío que integraban Ciriaco, Elvino Vardaro y el "Chon", que grabó en Víctor 4 temas, "El poema en gris" de Pereira, "Tinieblas" de Elvino, "Corazón" de Ciriaco y "Amor fugaz" de Gregorio Rivero. También en Radio Stentor se habían presentado "Los cinco Ases Pebeco" con Pedro Maffia, Pedro Laurenz, Carlos Marcucci, Ciriaco Ortiz y Sebastián Piana.
1937, gran actuación en los carnavales del Teatro Politeama, con una gran orquesta de 25 músicos con Aníbal Troilo, Jorge A. Fernández, Miguel Jurado, Ismael Spitalnik, "Toto" Rodríguez, Ciriaco Ortiz, Hugo y Víctor Hugo Baralis, Cayetano Puglisi, Orlando Goñi, los cuatro hermanos Sciarreta entre ellos y Eduardo Armani que conduce la jazz. Gran fracaso económico.
A mediados del 37 inicia el trámite de divorcio.

1938, visita nuevamente EEUU y el 1° de febrero se casó con Kay O’ Neil, una modelo oriunda de California con el fin de lograr su residencia, fue testigo o cómplice, Cadícamo. Nuevo fracaso afectivo. Retorna solo y se presenta en Radio El Mundo con arreglos de Mario Perini, cuñado de Pugliese, violinista de Angel D’Agostino, autor de "Pinta blanca" y "Luna llena", con Randolfo César Zagnoli "el potrillo" y/o Jaime Gosis en piano y otros conocidos músicos como Ismael Spitalnik como primer bandoneón, Aníbal Troilo, Ciriaco Ortíz , Hugo Baralis como primer violín, etc.

1942. Nueva gran orquesta para tocar en la boite Embassy. Nuevos amoríos con una distinguida viuda, a la que dedica "Rubí".

La búsqueda de la madre, del regazo, del afecto materno, profundo es una constante en su vida. Su vinculación con la mujer, no es la del gigoló habitual, sino que es el buscón, que haciendo alardes de cazador, juega constantemente hasta dejarse atrapar, como el macho de los arácnidos después de haber copulado, para sentirse afectivamente, protegido.

Le confiesa a Cadícamo:...---ya no estoy de moda". Por diversas peleas, a loa largo de su vida, tiene secuelas en ambas manos de fracturas, que no consolidaron adecuadamente. Por lo cual sólo dirige, con arreglos que realizan otros. Sus admiradores han perdido por entonces el encanto de escucharle interpretar sus obras siempre de forma diferente, como comentaran con tanto énfasis Vicente Demarco, Cátulo Castillo o César Tiempo.
Hasta el fin de sus días se presenta en distintos locales bailables, boites, cabarets y teatros, Embassy, Charleston, C. Soireé, Bambú, Tropicana, Lua, Empire, Les Ambassadeurs, Automóvil Club Argentino, Jockey Club de Buenos Aires y La Plata, Círculo Militar y otros.
Recibe en uno de ellos la visita de su prima Balbina, (hija de su tío Alberto, hermano de su padre), residente desde mucho en EEUU, su respuesta, carente de toda simpatía:..---ya se que sos (modismo porteño por ser, en este caso, eres) mi prima, pero dejáme solo.

1947. Muere su amigo, el poeta del suburbio Celedonio Esteban Flores, autor de "Chapaleando barro"y "Cuando pasa el organito".

Sufría desde 1944 de cataratas del ojo derecho (opacidad del cristalino) que le operó en el Sanatorio Anchorena el Dr. Iribarren. También del hígado, colecistitis calculosa, cálculos en la vesícula, con inflamación de la pared y riesgo de perforación.

En 1947 consulta por hematemesis y melena, (sangre del tubo digestivo que se elimina por boca y/o intestino, respectivamente) lo internan de urgencia en el Pabellón Francisco Olivera del Hospital Rawson. Constatan agrandamiento del hígado (hepatomegalia, probablemente por degeneración grasa, habitual en el alcoholismo crónico) y ascitis, (líquido en la cavidad abdominal, fuera del intestino y las vísceras), que semeja por los síntomas a peritonitis.
Recuperado se refugia en su departamento de Montevideo 646, 4° piso, decía por entonces:"---el tango está invadido por la estridencia del ruido y contra el ruido, la música lleva todas las de perder...".

El 9 de mayo del 1950 muere el poeta de "La crencha engrasada", "el Malevo Muñoz"*, amigo y compinche de hazañas, sobre todo gastronómicas, en el viejo mercado Libertad, "en lo de Nicola" y/o en el café de Bernardo de la cortada de Carabelas. *Carlos Muñoz y Pérez. Muy poca gente asiste.

Tres años después, 1953, el 5 de diciembre fue operado de otra catarata, en el ojo izquierdo. Los inyectables indicados, no previeron el precario estado de su hígado, que no los toleró. 36 horas después, perdió el conocimiento por shock tóxico e ingresó en coma hepático y luego séptico, atribuible a su inmunodepresión. Falleció el 9 de diciembre de 1953, de 57 años.

Por deseo e imposición de sus amigos, los poetas Enrique Cadícamo, Juan Carlos Lamadrid y Catulo Castillo y Julio De Caro, lo velaron en SADAIC a pesar de no pertenecer a su dirección. Asistieron sus hermanos Rodolfo y Horacio.

"Sólo la temporalidad auténtica y finita, hace factible una vida de real historicidad", dijo Heidegger.

"Fue alguien que vivió de etiqueta, una vida totalmente funambulesca, en la cuerda floja, de la que se burlaba y a la que le hacía morisquetas. Estaba más allá del chanta, de la pirotecnia, de la gansada musical. Lo mostraba su trucha semiburlona, faunesca", decía Catulo Castillo.

Cobian tomó de la cultura griega la alegría de vivir, el sentido de la dignidad del hombre, el ardiente deseo de la preeminencia personal, el afán de aventuras. De Sócrates en particular ironizaba:"---que había dejado de producir después de haberse casado". Afirmaba también como mofa:--- "que la capacidad de crear está vinculada al consumo de alcohol y esto hacía mejor a ciertos pueblos y personas, no como los cartagineses que no bebían".

En el comienzo de la década del 20, promovió la revolución del Tango. (Junto a Alejandro Carlos Geroni Flores, Enrique Delfino y Eduardo "el chon" Pereira) se ocupó de crear nuevos senderos musicales con singular y exquisita imaginación. Nacieron así nuevas melodías con motivos recurrentes, desconocidas en nuestro tango que pasó del 2x4 al 4x8. En el Cabaret Abdulla Club del subsuelo de la Galería Güemes, fue donde se colocaron los primeros mojones para esta nueva concepción. Sus contemporáneos lo llamaron "el Chopin del Tango", (César Tiempo).

Alcides Gandolfi Herrero en su "Elegía a Juan Carlos Cobian" dijo: "Tu alma vive en los tangos que no se olvidarán "La casita de mis viejos", "Nieblas del Riachuelo", "Nostalgias" y "Los mareados" nos baten el consuelo de creer que te tenemos a nuestro lado, Cobián.

La revolución del Tango la planteó desde el piano hacia toda la estructura de la orquesta y así enriqueció el accionar de la misma. Su propuesta continuó en todos sus integrantes, incluso los bandoneones, al decir de Pedro Mafia. Julio De Caro que le sustituyó en la conducción de la misma, aportó desde y hacia el violín, jerarquizando específicamente su rol y el del 2° violín, lugar que ocupaba en la formación de Cobian de 1923, donde Agesilao era el primero.

Fausto Frontera que participó como violinista en la orquesta del 28, junto a Elvino Vardaro, como también en la orquesta Víctor y en la de Alejandro Carlos Geroni Flores, le atribuye la creación de un a escuela para muchos instrumentistas, a quiénes les escribía las armonías y las variaciones, que siguieron ligados a los preceptos originales y a su amistad. Entre ellos Francisco De Caro, que le suplía habitualmente antes de su viaje a EEUU, su hermano Julio, Pedro Maffia, Luis Petrucelli, Sebastián Piana, "el chon" Pereira, Osvaldo Fresedo, Ciriaco Ortiz, Agesilao Ferrazzano, Manlio Francia, Lorenzo Olivari, Tito Rocatagliata, A. C. Geroni Flores, Lucio Demare, Enrique Delfino, Raymundo Petillo, Luis Brighenti René Cóspito, Vicente Gorrese, Carlos Di Sarli, Osvaldo Pugliese, Aníbal Troilo, Vicente Demarco, Joaquin M. Mora, Orlando Goñi, José M. Rizzutti, Julio Perceval y otros.

Sebastián Piana, discípulo de Ernesto Drangosch (nativo éste de Imperio austro- húngaro), hoy República Checa, autor de "Tangos para piano" y Tangos para guitarra") como Enrique Delfino, Eduardo "el chon" Pereira y Alejandro C. G. Flores, señaló: "--- que el Tango llegó a su plenitud por el 30, con Juan Carlos Cobian y otros. Después se fue despreciando lo hecho, el esfuerzo de generaciones y se intentó crear otra estructura musical, alegando que es música de conservatorio, desfigurando lo anterior. Que concluye por no ser ni lo uno, ni lo otro y esto es absolutamente falso.

Porque tanto Alberto Williams, como Pedro Sofía (nacido en 1890 y fallecido en la última década, autor de "Echále arroz a ese guiso", No señora, voy torcido", "La tiranita", "Alma criolla" y otros) Juan José Castro, autor de "Llorón", "Qué titeo" (dedicado a Carlos Posadas, hermano de Manuel su maestro) Nostágico", "Milonguero", "Evocación de la cumparsita" y otros, su hermano mayor José María que compuso la Sinfonía de Buenos Aires, con partes de Tango, que se estrenó post-mortem en 1966 y Washington el menor, que compuso "Roca 625", tango para piano y tres tangos para violoncello, Carlos López Buchardo (1881-1948, autor de "Coquito" y "Antifaz" que estrenó Julio De Caro, Alberto Ramón, su hermano (1882-1918, autor de "Germaine", "Clínicas", "Que pochocha", "Poupeé" y otros, Luis Gianneo que hizo "Variaciones sobre temas de Tango" obra sinfónica, y para niños "La morochita", Gilardo Gilardi, Pedro Sáenz, Próspero Cimaglia, su hija Lía Cimaglia Espinoza, Emilio Napolitano, Juan F. Giacobe, Jacobo Fisher, Isidro Maiztegui, todos ellos músicos clásicos exquisitos con los más altos niveles de formación en el conservatorio, respetaron en sus obras las formas y estructuras del tango". Concluye D. Sebastián Piana---"no se trata de reverenciar el pasado o lo tradicional, sino de respetar las métricas, armonías y contenidos melódicos tangueros".

El "chula" Gabriel Clausi, agrega respecto a Cobian, que creó una orquesta de avanzada, que no deformaba el tango, de la que se nutrieron sus músicos y todos aquellos que quisieron imitarle, como Julio De Caro, A. Carlos Geroni Flores, "el chon" Pereira y otros.

D. Osvaldo Fresedo confesó que la mayor admiración como creador musical y ejecutante la tuvo con Cobian. Coincide con Federico Scorticatti, que extiende su admiración también a Agustín Bardi. Ciriaco Ortiz que trajo al tango el fraseo octavado, ---que hacía cantar a su instrumento, también se adhirió al tango romanza, que ---"armonizaba melodías originales con ausencia de estridencias rítmicas"

Como autor su estilo lo plasmó en "Almita herida" y "Salomé" joyas del Tango romanza. Al retornar de USA creó "Nostalgias" y "Niebla del Riachuelo", incluida ésta en la película "La Fuga" grabado por la orquesta de D. Osvaldo Fresedo además del "Cantor de Buenos Aires" estrenado en la comedia "La canción de Buenos Aires" y la "Casita de mis viejos".

Desde él, el tango pasó a diferenciarse de otras músicas y del tango picado, rápido, vivaz de los grupos primigenios, sin perder ritmo y esencia. Evolucionó sin deformar, ni reformar.
Como ejecutante de piano adoptó la síncopa, la décima arpegiada y el pasillo binario en la mano izquierda e incluyó el dibujo en los bajos de la melodía. El piano pasó a realizar el acompañamiento armonizado, que tuvo imitadores y seguidores notables como Francisco De Caro, José M. Rizzutti, Raymundo Petillo autor de "El resero" y "Florida", Lucio Demare, René Cóspito, Carlos Di Sarli, Luis Brighenti, Sebastiábn Piana, Joaquín Mauricio Mora, Vicente Demarco y otros. Enfrente César R. Zagnoli.
Fue un gigantesco autor y ejecutante, innovador de la pedagogía clásica, revolucionario, como salvando distancias lo fue Chopin (César Tiempo, Israel Zeitlin, el inolvidable escritor, le apodó el Chopin del Tango. Agregaba fue un extraordinario pianista, un monstruo, fabuloso, que nos fascinaba por su estilo). Fue autor de inspiradas páginas musicales, más del centenar, que emocionaban al escucharlas.

En toda la obra de Cobian se muestra que el autor sobresale por sus propuestas musicales, más elevadas. Con él se corrobora una vez más aquello que "la música de tango por si sola, revela no sólo la melodía, sino también sentimientos, vivencias, nostalgias, historias, climas, lugares, etc. basta escuchar "Salomé" o "El gaucho", "Nostalgias" o de otros autores, "Ensueño", "Bibelot", "Lucesitas de mi pueblo", "Divina", "Malena", "Alhambra", "Flores negras", "Milonga querida", etc. como no ocurre en cambio con el tanguillo zarzuelero, mal llamado andaluz, que depende exclusivamente de la letra.

Respecto del "tango romanza" se advierte que los de Enrique Delfino resultan más cantables que lo de Cobian "Griseta" y "La casita de mis padres", "Santa milonguita" y "Los mareados", "Lucesitas de mi pueblo" y "Shusheta". Los de Delfino son canciones para ser cantados, los de Cobian son composiciones que pueden ser cantadas.
"Si bien puede haber estilos interpretativos, que muestren la diferencia entre uniformidad y diversidad, esto no quiere decir que exista licencia para destruir, resquebrajar y menospreciar lo hecho en el tango", dijo Sebastián Piana.
Cobian pudo haber merecido críticas por su adicción al hedonismo, a su bohemia, por haber disipado su vida por sus excesos o por creer en su música, lo incomprensible es que insinúen restarle méritos, muy a lo lejos, quiénes se vistieron con su ropaje, con sus obras, quiénes disfrutaron de sus creaciones, de su escuela.

Al contrario del rey Midas que todo cuanto tocaba lo convertía en oro, él hacía del oro sus antojos. "lo superfluo era lo único necesario", "total la mortaja no tiene bolsillos, decía.
Las opiniones técnicas musicales, las recogimos de Catulo Castillo, Enrique Delfino, Gabriel Clausi, Osvaldo N. Fresedo, Federico Scorticatti, Luis A. Sierra, el notable concertista belga Julio Miguel Adolfo Perceval, René Cóspito, Manlio Francia, Fausto Frontera, Sebastián Piana, Pedro Maffia, Carlos López Buchardo, Ciriaco Ortiz y Vicente Demarco, (1900-1977, mi profesor de música en la secundaria, amigo de Graciano De Leone, de Bernstein y de Cobian, a quién dedicó un tango "Adios Cobian").

Prof. Emilio Santabaya.

Banner Ateneo Medico
 
Juan es obrero, trabaja en producción, 12 horas corridas, con un descanso para comer de treinta minutos y otro igual, para descansar, lleva 21 años en su tarea, tiene tres hijos adolescentes...
 
El mundo se ha escandalizado, por la existencia de pobreza en la Argentina. Lo han expresado sucesivamente, conspícuos personajes. El papa, Benedicto XVI y el premio Nóbel de economía, Amartya Sen...
 
Las temperaturas altas, sostenidas en el tiempo, sobre todo las mínimas, mayores a 25° C, pueden producir excesivas pérdidas de líquidos y sales por transpiración, perspiración insensible, etc.
 
Informe en relación a la epidemia de Dengue sufrida por Argentina durante el año 2009.
 
Cuando nace en 1778, el Virreynato del río de la Plata, los vecinos de la ciudad de Buenos Aires, se asistían de sus dolencias en privado. Con el médico de su elección, formado en España. Luego, unos pocos, en Inglaterra y Francia...
 
Distintos cronistas, opinan sobre la Revolución de mayo. No son ni han sido, investigadores, más bien historiógrafos, o seudo historiadores, devenidos en exitosos escritores, porque sus obras y colaboraciones son un híbrido de novela histórica.
 
Las ideas de libertad, en los residentes de la aldehuela de Santa María de los Buenos Aires, por el mayor flujo de las comunicaciones y el conocimiento, hacia el final del siglo XVII.
 
Copia de la Proclama Nro. 31 del 27 de agosto de 1806.
 
Desde la década del 90, desde la cúpula del poder se ha insistido, en hacer creer a la población, que la República Argentina era y es un país institucionalmente desarrollado, consolidado económicamente...
 
La búsqueda de la verdad ha sido y es un tema recurrente, que han debatido los filósofos frecuentemente, en el mundo occidental, desde cinco siglos antes de Cristo.
 
Banner Ateneo del tango
 
El apellido proviene de la región de Asturias, antiguo principado del norte de España, perteneciente al reino de León, hoy comunidad autonómica, frente al mar Cantábrico. El origen del mismo es local, deriva del latín ...
 
El Ateneo es un ámbito sin jerarquías, ni otros estamentos y reglamentos que la factibilidad (posibilidad) de participar, proponer, discutir, temas de tango. Esto significa que cada uno que lo propicie o lo desee, podrá ser, uno más, podrá pertenecer, formar parte, de un grupo de iniciados en el estudio y la investigación del Tango.
Situados en una "patria de almas" de un país donde los ensueños, las raíces, las fantasías y lo impensado es accesible, situado en el Café Tortoni. Los límites serán los del recíproco respeto.
Las reuniones del Ateneo se realizan los viernes a las 16 horas en el Café Tortoni.
 
El Ateneo es un ámbito sin jerarquías, ni otros estamentos y reglamentos que la factibilidad (posibilidad) de participar, proponer, discutir, temas de tango. Esto significa que cada uno que lo propicie o lo desee, podrá ser, uno más, podrá pertenecer, formar parte, de un grupo de iniciados en el estudio y la investigación del Tango.
Situados en una "patria de almas" de un país donde los ensueños, las raíces, las fantasías y lo impensado es accesible, situado en el Café Tortoni. Los límites serán los del recíproco respeto.
Las reuniones del Ateneo se realizan los viernes a las 16 horas en el Café Tortoni.
 
flecha naranja La Mujer, motivo de inspiración e intérprete del tango
Dentro del programa de actividades organizado por la Academia del Tango de la República Oriental del Uruguay que se lleva a cabo durante el año 2006, el Dr. Santabaya se presentará con una disertación sobre La Mujer, motivo de inspiración e intérprete del tango.
La presentación se llevará a cabo el segundo Martes de Octubre en el salón del piso 13, del Centro Militar de Montevideo.
La entrada será libre y las disertaciones comenzarán a las 19:45 hs.
 
flecha naranja Archivo 2007
 
flecha naranja Archivo 2006
 
flecha naranja Archivo 2005
Visitantes Online: 1 | Visitantes Hoy: 6 | Páginas vistas Hoy: 32
Visitantes totales: 75403 | Páginas vistas totales: 144184 | Información desde 06/2005

Cumple con los estandares de la w3c   :.: Diseño y Desarrollo por Mantis - Diseño Web :.:   Cumple con los estandares de la w3c